+57 (4) 543 2097 - 543 3291

Ciclo de Cine: Notas Cinematográficas para un discurso amoroso
Tercera temporada
Octubre 19. Película “Gloria”

 

Ficha técnica:
Guión: Gonzalo Maza
Dirección: Sebastián Lelio
Dirección de fotografía: Benjamín Echazarreta
Montaje: Soledad Salfate
Música: canciones populares románticas y caribeñas
Reparto: Paulina García (Gloria), Sergio Hernández (Rodolfo) Alejandro Goic (Daniel, ex esposo de Gloria) Luz Jiménez (Victoria, ayudante de Gloria), Coca Guazzini (Luz, amiga de Gloria), Diego Fontecilla (Pedro, hijo mayor de Gloria), Fabiola Zamora (Ana, hija de Gloria), Cristián Carvajal (Cristián, vecino de Gloria)
Producción: Pablo Larraín, Fábula Films
País: Chile. Color. Año: 2013 Duración: 1:50 minutos

Comentario:
Con la dirección de Sebastián Lelio y la producción de Pablo Larraín, también director, Gloria es una película que pertenece a una nueva generación de realizadores chilenos, sin embargo, Gloria se detiene en el retrato de una generación anterior perdida en los abusos de la soledad y el olvido contemporáneos. Sin un tratamiento directo acerca de la dictadura y el trauma dejado, la generación anterior es vista desde el presente globalizado y los estilos de vida de un Santiago de Chile que bien podría ser cualquier otra ciudad “desarrollada” del primer mundo. Gloria, protagonizada Paulina García, es una mujer adulta de 58 años que busca vivir su vida con intensidad pese a los signos de la vejez, la vulnerabilidad afectiva e incomunicación, en medio de la vida de sus hijos, ya entrados en la adultez y ocupados en “sus propios asuntos”, el divorcio y las distracciones de consumo que ofrece el sistema a una clase urbana acomodada. La actriz Paulina García no podría hacer una mejor interpretación de un personaje adulto y la dirección de cámara que se detiene en el rostro, la contemplación, el afecto y el silencio más allá de la trama argumental que engloba las vicisitudes de un amor adulto. Lelio elige el uso de la cámara digital que le permite hacer improvisaciones en los encuentros y diálogos entre los actores como en las secuencias de la fiesta de cumpleaños de su hijo Pedro, por citar un caso; pero la fluidez de la realidad captada por la cámara digital se complementa con el peso cinematográfico que da relieve a la composición y expresividad de los registros improvisados en el plano como en las frecuentes secuencias de baile en discotecas o salones, en las que vemos a Gloria como cualquier mujer latinoamericana gozando con el ritmo y el filtreo; Lelio elige una banda sonora con músicas del Caribe cercanas a nosotros y que se han hecho leyenda en el Cono sur, también trae al recuerdo la balada italiana de la que toma el titulo de la película “Gloria” interpretada por Umberto Tozzi y la canción brasileña captada en vivo. En otras secuencias, el plano cerrado sobre el rostro de Gloria, difumina el exterior dejando en fuera de campo aquello que ella ve y convirtiendo al espectador en el testigo de sus mínimos movimientos faciales, desde el placer del sexo, el alcohol, los bailes, las veladas con guitarra y las fumadas, hasta la ira y desolación. Una película que hace pensar al espectador en el presente y el futuro de la deshumanización global entre teléfonos móviles, vías de consumo, encuentros prefabricados y diversión, y su necesidad de ser expresados de manera auténtica ante la pantalla.

Tomado de www.grupokinoks.blogspot.com – Apreciaciones cinematográficas realizadas por: Paula Toro y Ricado Ospina – Grupo Kinoks

 

    X
    Bienvenido al Instituto de Cultura
    Instituto de Cultura
    wpChatIcon