+57 (4) 543 2097 - 543 3291

Acompañanos este 20 de septiembre en la conmemoracion del natalicio de Lino de Jesús Acevedo Zuluaga.1822 – 1897. Modelo de Maestros y de Rectores

Este año, el próximo 23 de septiembre de 2019, se cumplen 197 años de nacimiento de D. Lino de Jesús Acevedo Zuluaga, ilustre varón, hijo de esta tierra. Siendo el Carmen de Viboral cuna de su nacimiento, queremos conmemorar con orgullo y entusiasmo esta fecha, en honor a uno de sus más insignes y distinguidos instructores, “genio en el arte de enseñar que modeló almas y corazones”.
” Don Lino fue hijo, hermano y esposo de la pobreza. Nació, vivió y murió pobre. […] No lo mimó la fortuna; ni lo acaricio la prosperidad, el fuego de su hogar no acrisoló el oro ni la plata, en cambio el horno de los trabajos, de las dificultades y de las fatigas probaron al hombre de recia contextura, y desde temprana edad templaron su carácter.” asi se refierió a este ilustre carmelitano el Presbitero Manuel José Sierra el 17 de julio de 1923, con motivo del centenario de D. Lino de J. Acebedo Zuluaga en la  revista El Carmen Nº1.

El Instituto de Cultura de El Carmen de Viboral quiere expresar su admiración y reconocimiento, y se propone recordar la efeméride de la honorable vida y el transcurso de un hombre nacido para trabajar y para servir; para estudiar e iluminar con su inteligencia a muchas generaciones.
Acompáñenos, este próximo Decimotercer Encuentro Historia Viva, a conversar y recodar quien fue este distinguido pedagogo y guía del Oriente, su vida y la influencia que irradió en su tiempo: hombre noble, reconocido por sus ejemplares virtudes, sus desinteresados servicios a la patria y por una ilustración que bien pudo calificarse de sabiduría. Símbolo de la inteligencia y trabajo.

Siendo el Carmen de Viboral cuna de su nacimiento, queremos conmemorar con orgullo y entusiasmo esta fecha, y en honor a uno de sus más insignes y distinguidos instructores, “genio en el arte de enseñar que modeló almas y corazones” queremos ofrecer testimonio a las generaciones futuras de su legado, y como tributo, nos proponemos recodar quien fue este distinguido pedagogo y guía del Oriente, su vida y la influencia que irradió en su tiempo: hombre noble, reconocido por sus ejemplares virtudes, sus desinteresados servicios a la patria y por una ilustración que bien pudo calificarse de sabiduría. Símbolo de la inteligencia y trabajo.

El Instituto de Cultura de El Carmen de Viboral expresa su admiración y reconocimiento, y se propone para celebrar esta efeméride, reponer su artístico busto en la plazoleta exterior de la Casa de la Cultura Sixto Arango Gallo, anteriormente destruido, ubicada en la carrera que lleva su propio nombre, Carrera Lino de J. Acevedo, para recordar la vida y el transcurso de un hombre nacido para trabajar y para servir; para estudiar e iluminar con su inteligencia a muchas generaciones.

Notas autobiográficas de Don Lino de Jesús Acevedo Zuluaga

  • “Nací el 23 de septiembre de 1822. A los nueve años entre a la Escuela. A los quince y once meses al Colegio. A los veinte años y tres meses comencé el profesorado. A los sesenta y ocho años, cuatro meses dejé de ejercerlo. La única interrupción durante cuarenta y ocho años fue de dos años poco más o menos.
  • Guarne, Rionegro, Carmen, Marinilla y Santuario fueron los lugares donde ejercí el magisterio. Trabajaba diariamente catorce (14) horas en el ejercicio de mi profesión, y cuatro (4) y a veces más en el estudio, lecturas, correspondencia y negocios particulares.
  • Cuando se fundó el Colegio de San José, mis padres habían llegado a una pobreza extrema. Nuestra habitación un miserable tugurio en el cual: “Mi cama una estera, mi cobija una jerga, y mi almohada una camiseta mulera.” En el Colegio el vestido con el que me presentaba en los exámenes anuales era prestado en su totalidad, hasta el sombrero. ¡Era el de mi Madre que ella misma arreglaba para acomodarlo a mi pequeña cabeza!
  • Cuando en 1843 me opuse a la Escuela de Rionegro, me presente a exámenes con vestido también prestado. El Dr. Rafael Mª Giraldo me presto el calzado.
  • A pesar de haber sido mi trabajo mal remunerado he podido mantener a mi familia con alguna comodidad y decencia, y darle una pequeña educación. Gracias a Dios. He protegido en sus estudios a varios jóvenes, ya directa o indirectamente. Algunos con mi corta influencia. He dado a favor de la educación de la juventud una suma no despreciable, como intento probarlo con documentos fehacientes.
  • La ingratitud, la injuria, el insulto, la calumnia, la vil, la infame calumnia, y el despojo artero y hasta violento de mis propiedades ha sido la recompensa del poco bien que he hecho. El odio no ha sido por venganza, porque yo a nadie he hecho mal, a nadie he aborrecido, Ha sido enteramente gratuito y por lo mismo tanto más incalificable.
  • Cuando solicite del Gobierno de mi Patria una recompensa de mis valiosos servicios me fue negada, hasta con el insulto…
  • ¡Pobre Patria mía! Tanto más querida cuanto más despreciada!
  • Fui Diputado a la Cámara de la Provincia de Córdoba y a la Constituyente de Antioquia. No solicite ni acepte empleo público, ni aun de los relativos a mi profesión, como el de Vice-Rector de la Universidad de Antioquia para que fui nombrado por el Gobernador Dr. Mariano Ospina Rodríguez, ni el mismo empleo de Secretario de Gobierno , siendo Gobernador el Dr. Rafael Mª Giraldo. Durante la Administración del Dr. Pedro Justo Berrio solo acepte el de Visitador fiscal de la Provincia de Oriente.
  • Todos saben que estos dos, los más notables Gobernantes que ha habido en el Estado de Antioquia, me honraron con su amistad y confianza.

Apartes de su autobiografía escrita, 23 de septiembre de 1896, [siete meses antes de su muerte].

Bibliografía

 

– Pbro. Dr. Manuel José Sierra. Oración Laudatoria pronunciada en El Carmen de Viboral el 17 de julio de 1923, con motivo del centenario de D. Lino de J. Acebedo Zuluaga. En revista El Carmen Nº1, En sus Bodas de Oro al Colegio de Varones de Nuestra Señora del Carmen 1911 – 1961. Tipografía Sagrada Familia, Medellín. 1961

 

Viernes 20 de septiembre

Hora: 7:00 p.m.

Lugar: Sala de Lectura José Manuel Arango

Instituto de Cultura El Carmen de Viboral

2do. piso de la Casa de la Cultura Sixto Arango Gallo

Entrada libre.

 

    X
    Bienvenido al Instituto de Cultura
    Instituto de Cultura
    wpChatIcon