+57 (4) 543 2097 - 543 3291

El pasado viernes 22 de noviembre, en la Ceremonia de estímulos a la gestión cultural territorial, se realizó la entrega oficial del I Premio Municipal a la Vida y Obra. Este Premio hace parte de la modalidad de Reconocimientos del Programa Municipal de Estímulos de Creación y Proyección Cultural – 4ta. versión 2019 -.

Reglamentado mediante el Decreto Municipal 118 del 07 de septiembre de 2018, el I Premio Municipal a la Vida y Obra nace con el fin de reconocer y estimular la labor de aquellos artistas carmelitanos o grupos artísticos, cuyo trabajo haya enriquecido la memoria cultural del municipio, haciendo aportes sustanciales al desarrollo de la cultura y las artes, tanto por el trabajo que han realizado, como por el impacto que su obra ha tenido en el campo social y cultural en general.

Para esta versión del Premio se recibieron en total dos postulaciones. Estos fueron los conceptos del comité evaluador sobre las mismas:

Gildardo Soto Martínez

Personalidad multifacética, a juzgar por la variedad de campos en los que se ha desempeñado con carácter de ’embajador de la cultura carmelitana’. En efecto, el acopio presentado para la valoración de su obra, lo muestra como un artesano destacado por su participación en varias ferias artesanales, según se puede constatar en el archivo fotográfico adjunto a su postulación. También lo vemos en su taller ejerciendo el arte de la decoración a mano, carta de presentación de nuestro municipio.

En el medio musical, en el cual se ha movido durante casi toda su vida, se ha destacado como intérprete, como creador y como maestro. Sus interpretaciones son impecables y exhiben, en su calidad de integrante del dueto Los Idílicos, el más acendrado valor de nuestro folclor: aires de la región andina colombiana como el bambuco, el pasillo, la danza, por mencionar solo unos cuantos. Desde su faceta creadora son abundantes sus composiciones, más de 70, muchas de las cuales son interpretadas por sus hijas, integrantes del dueto Ilusión, ampliamente conocido dentro y hasta fuera del país. Sin que ello obste para que otros reconocidos artistas las incluyan en su repertorio.

Y ni qué decir de su papel como maestro. Prueba de ello es la maravilla de haber liderado en su familia el arte de la música, de lo cual dan buena cuenta más que todo sus dos hijas Natalia y Marisol que han llegado bien lejos gracias al magisterio y dedicación de su padre.

Cuando se trata de exaltar toda una vida y obra, en El Carmen nos sentimos orgullosos y afortunados por contar con personas de la talla del maestro Gildardo Soto Martínez.

Banda de Música de El Carmen de Viboral

La reseña sobre la postulación de este colectivo constituye un documento para la memoria histórica municipal, toda vez que recoge 131 años de vida del mismo. La conservación del repertorio, la entrega y constancia de sus integrantes, su profesionalismo y un largo etcétera de cualidades que los distinguen son para nosotros un llamado al reconocimiento y valoración de una labor tan meritoria y prolongada.

Saber mantener la esencia de su carácter popular y su raigambre terrígena son cartas suficientes para exaltar una gesta de tal envergadura. Sus notas y acordes llegan hasta lo más hondo del alma de quienes nos sentimos hijos de esta tierra al identificarnos con cada ritmo y melodía que brota de sus cobres, vale decir, de esos instrumentos que nos hacen vibrar cuando de celebraciones se trata: que si son las de tipo familiar, social, religioso, en fin, cualquiera que sea el motivo de su inspiración al ejecutar los acordes de nuestros compositores, don Sixto Arango, por ejemplo, y los de otras latitudes. Siempre hay en sus notas un llamado a lo más sentido del alma popular.

Perpetuar la memoria de ese aprendizaje no es valor de poca monta, porque el arte de la interpretación se perpetúa en los nuevos sujetos que lo continúan y se presenta como el modelo para muchos niños y jóvenes que ven en su ejecución todo un programa de vida. He ahí las razones por las que en este premio se otorga el más sentido reconocimiento al quehacer musical de la banda de nuestra localidad.

Asimismo, el comité evaluador, incluyó esta nota en sus conceptos:

Aquí no hay ganadores ni perdedores, solamente nos hallamos frente a dos postulados que merecen reconocimiento y gratitud: la Banda Municipal Y Don Gildardo Soto Martínez.

Este es un aparte del acta de premiación, donde se consigna el ganador del Premio:

El día 20 de noviembre de 2019, el grupo de jurados, integrado por tres gestores culturales del municipio, se reunieron con el propósito de establecer los finalistas y ganadores del I Premio Municipal a la Vida y Obra.

Los criterios para la evaluación fueron: trabajo artístico con relevancia o sobresaliente en el municipio, contribución al enriquecimiento artístico y cultural del pueblo desde diferentes campos como la formación, la investigación, la apropiación, coherencia y consistencia del trabajo artístico, y larga trayectoria y dedicación del postulado a la actividad artística.

Para este premio se presentaron dos postulaciones, las cuales fueron habilitadas para su evaluación:

Gildardo Soto Martínez

Banda de Música de El Carmen de Viboral

De la lista anterior, se decidió, por parte de todos los jurados el ganador:

La Banda de Música de El Carmen de Viboral, por la trayectoria e impacto Cultural que ha tenido en el municipio.

    X
    Bienvenido al Instituto de Cultura
    Instituto de Cultura
    wpChatIcon