+57 (4) 543 2097 - 543 3291

Personajes e ingenio carmelitano: Bernardino de Jesús Betancur Betancur

En la intención de dar sentido y recopilar las narrativas que nos unen como comunidad, como carmelitanos, queremos invitarlos a todos, de manera especial, a celebrar 140 años del natalicio de una de las personalidades más destacadas en la introducción, invención e ingenio cerámico de nuestro territorio: Bernardino de Jesús Betancur Betancur.

En este encuentro estaremos conociendo detalles de la vida de este personaje. Don Berna, como le llamaban coloquialmente, fue creativo, inventor, alfarero y ceramista, dueño de varias de las fábricas de cerámica más boyantes de El Carmen de Viboral, además de ser un personaje influyente en todos los ámbitos de la vida municipal.

“Su contribución a la vida, a la economía y al progreso de El Carmen de Viboral no fue sólo a través de la cerámica, ya de por sí acciones suficientemente meritorias para alcanzar el reconocimiento social que logró en su vida. Podría afirmarse que durante la primera mitad del siglo XX no hubo en este Municipio obra o tarea importante en la cual no estuviera la mano pródiga y siempre positiva de Bernardino Betancur, tales como el impulso a la energía eléctrica, el acueducto, el alcantarillado, y muy especialmente la construcción de la primera carretera de El Carmen a Rionegro que se logró construir con “ y gracias a la ayuda y la amistad que sostenía con el Capitán Uribe Gaviria, Gobernador de Antioquia en esa época, y su Secretario de Obras Públicas, el rionegrero Doctor Germán Orozco. Intervino en la llegada a El Carmen del primer automóvil, trajo la primera bicicleta, el primer radio en 1933, caracterizado por los grandes tubos usuales en esa época antigua; ejemplos estos de su participación en cuanto proyecto innovador tuviera que ver con este municipio. En los años 50 llevó a El Carmen el primer micro bus wolskvagen, “La Arrierita”, que lo manejaba Don Gabriel Arias.

Para la Parroquia Nuestra Señora del Carmen fue su brazo derecho, colaborando con los distintos Párrocos al interior de su Junta Administradora o fuera de ella. De su contribución son muestra, entre otros, el bello crucifijo que preside el altar del templo parroquial, la imagen imponente de Cristo Resucitado que cada año preside la celebración de la Pascua de Resurrección, el Ángel del Silencio a la entrada del Cementerio Parroquial.”

Aparte del texto Cartas a mi gente, escrito por Jairo Betancur Hoyos para rendir un singular tributo a su padre con motivo de cumplirse los 140 años de su nacimiento.

Esta conversación se llevará a cabo a través de Facebook Live el próximo sábado 22 de mayo a las 5:00 p.m.